Ocurrió en barrio Cóndor Alto en Villa Allende. Los delincuentes le apuntaron con el revólver a la dueña y tomaron a otra chica violentamente para sacarle sus pertenencias.

Catalina disfrutaba de una hermosa noche junto a sus amigas en su casa de barrio Cóndor Alto en Villa Allende. Pero jamás imaginó que el encuentro se volvería una pesadilla: en el patio se estaba desatando lo que se convertiría en un violento final.

Eran las 23:17 del martes. Dos delincuentes saltaron el portón (la alarma perimetral no estaba activada) y arrástrandose por el suelo como reptiles lograron entrar a la vivienda sin que nadie los viera y escuchara.

Encapuchados y armados, le apuntaron a la dueña, tomaron violentamente a otra chica para sacarle sus pertenencias y huyeron rápidamente tal como habían ingresado. Solo se llevaron dos celulares y una billetera.

“Mi mamá estaba en la cocina y mi papá en la habitación. Al escuchar nuestros gritos, mi papá fue hasta el living y nos encerró en el pasillo hasta esperar a que se fueran los ladrones”, relató la joven a ElDoce.tv.

 + VIDEO: terrible robo en Villa Allende

Catalina tenía su celular y logró dar aviso a la Policía, que tardó diez minutos en llegar. “Cuando salimos del pasillo faltaba otra de mis amigas. Estábamos desesperados porque su celular había quedado adentro de la casa”, agregó.

Fue la única de las chicas que alcanzó a escapar y pedir ayuda a los vecinos. Afortunadamente ninguna persona resultó herida. “Solo recuerdo que entraron, me apuntaron y gritaron ‘cállense’. Después entré en shock y me bloqueé”, indicó. “Los revólveres eran de verdad, pero no sé si estaban cargados”, agregó.

Hace tres años, exactamente el 23 de diciembre de 2016, la familia de Catalina sufrió el primer robo. Los delincuentes también estaban armados y golpearon a su papá en la cabeza hasta causarle una herida. Ahora todo quedó registrado por las cámaras de seguridad.