Fue sometida a torturas y reducida a la servidumbre durante 20 años. El hombre estaba preso desde 2018.

Fernando Jesús Agüero (42), preso desde 2018, fue condenado a 14 años de cárcepor los delitos de reducción a la servidumbre y desobediencia a la autoridad, reiterada, tres hechos, en concurso real. Stella, su pareja durante 20 años, fue víctima de torturas físicas y psicológicas, y fue esclava obligada a realizar actividades serviles en Villa Dolores.

La mujer reveló a El Doce que los golpes comenzaron desde el principio de la relación, cuando eran novios. “Tenía que prepararle el baño, esperarlo con el agua caliente, hacerle la comida que a él le gustaba”, comenzó relatando al recordar el calvario que vivió durante mucho tiempo.

“Una vez fui a buscar pizza, pero tenía cebolla y a él no le gustaba. Entonces me pegó con un zapato”, indicó. Pero la escena no terminó ahí: “Me obligó a arrodillarme, a que le tocara una canción con la guitarra, a pesar de que no podía mover el brazo (que tenía lastimado)”.

El hombre también tuvo una familia paralela y llevó a su nueva mujer, quien había dado a luz, a vivir bajo el mismo techo. Stella era esclava de ambos y las vejaciones continuaron. “Me hizo parar en el medio del patio y me tiró con un balde de agua. Ya me había pegado. Después de eso me desnudó y me hizo poner en el medio del patio, en una noche fría”, recordó con profunda tristeza.

La víctima soportó 20 años de esa miserable vida hasta que decidió ponerle fin y denunciarlo, gracias a la ayuda de sus hijos. “No sé por qué, ni para qué soporté tanto tiempo. A lo mejor una prueba de Dios. Si no fuera por ellos (hijos), no estaría acá”, sentenció.

 + VÍDEO: el testimonio de la víctima