Victoria Castellano es compañera de trabajo de Eduardo Martí y afirma que le pidió al hombre, como favor porque ella estaba ocupada, que juegue los números que resultaron ganadores.

La historia de suerte, felicidad y fiesta que alegró a Villa Dolores tiene un insólito giro propiciado por casualidades. Hasta donde se sabía, Eduardo Martí fue el afortunado que ganó 44 millones de pesos en el Quini 6.

Luego trascendió que en realidad hubo dos ganadores y, descontados los impuestos, a cada uno le iban a quedar unos 16 millones. Pero ahora, una mujer asegura que en realidad ella fue la verdadera ganadora.

Quien hizo la afirmación es Victoria Castellano, compañera de trabajo de Eduardo en los Tribunales de esa localidad. La mujer contó que ambos son habituales jugadores del Quni 6 pero que en esa jornada ella estaba ocupada. Por lo tanto, explicó que le pidió por favor al hombre que juegue los números 03, 10, 11, 20, 25 y 30 por ella.

Y aquí empezó la polémica. Siempre teniendo en cuenta la versión de Victoria, Eduardo Martí accedió a ir hasta la agencia de quiniela a jugar esos números, pero le explicó que ya no iba a regresar al lugar de trabajo, por lo que le entregaría la boleta al día siguiente.

El hombre hizo dos jugadas: la que le pidió su compañera de trabajo, y otra que ambos venían jugando juntos hace algunos días. A las boletas las diferenció poniéndoles nombres con lapicera en el margen superior derecho. A una le puso “Nenas”, porque es la que Victoria eligió junto a sus hijas, y a la segunda “Edu”, que es la que decidieron juntos. La mujer asegura que le dio dinero para pagar ambas.

Ganó “Nenas”

El miércoles 16 de octubre los números ganadores del sorteo de $44 millones fueron 03, 10, 11, 20, 25 y 30. Es decir, los que Victoria había elegido junto a sus hijas y que repetía hace un mes.

Cuando se enteró, Victoria llamó por teléfono a Eduardo, que tenía en sus manos la boleta ganadora. La mujer asegura que las reglas eran claras: si resultaba ganadora “Nenas”, el dinero era para ella y sus hijas. Si ganaba “Edu”, el premio lo repartían 50/50 entre ellos dos.

“Lo llamo y me dice ‘Ganamos con la boleta de las nenas’. Y yo le dije ‘No, ganamos mis hijas y yo’”, relató Victoria sobre la conversación telefónica que tuvo en ese momento con Eduardo. “No doctora, al boleto lo tengo yo, así que por favor compartamos 50 y 50”, le pidió el hombre.

En diálogo con Radio Juntos 94.1, la mujer contó que lo consensuó con sus hijas y aceptó repartir el dinero. “Eduardo es un gran compañero de trabajo. Siempre suele salir a hacer trámites y por eso le pedí que vaya a la agencia. Si no era por él, ese día no jugaba y nadie iba a ganar el premio”, reconoció.

Luego de ponerse de acuerdo, Victoria Castellano dijo que ambos hicieron los papeles necesarios ante un escribano. También explicó que el mismo día en que le depositaron los 32 millones de pesos a su cuenta le hizo la transferencia de su mitad a Eduardo Martí.

“Yo no quería aparecer porque no me parece que sea necesario exponerse. Quiero agradecerle a Eduardo porque lo único que le pedí en medio de su euforia fue que no me nombrara, y a eso lo respetó siempre. Me parece que tiene que terminar como un buen momento, como una alegría”, cerró.