Se trata de un Peugeot 205, color rojo, que había sido sustraído días atrás.

El automóvil apareció estacionado, sin ocupantes, en la vía pública en calle Pueyrredon 150 de Barrio Palermo.

Los policías que llegaron al lugar, al chequear en el sistema informático, surgió que el vehículo tenía pedido de secuestro, ordenado por la Unidad Judicial de Villa María.

El automóvil fue secuestrado y quedó a disposición de la Justicia.

Foto Prensa DSM