Se trata de José Efraín Caruso (35), oriundo de la ciudad de Oliva.

En un juicio de carácter abreviado y con jurado popular, fue condenado a 13 años de prisión; pero deberá cumplir 15 años en la cárcel, ya que se unificó con una pena anterior por hurto.

El hecho juzgado ocurrió en junio de 2016 en la ciudad de Oliva, cuando José Efraín Caruso (35) le efectuó siete disparos a su ex concubina  Brenda Casas —cuatro en el abdomen, uno en su antebrazo y dos en la cabeza—, quien estaba embarazada de tres meses. Posteriormente, y tras intentar matar a la mujer, se disparó a sí mismo en la boca. Sin embargo, milagrosamente, ambos continuaron con vida.

La Cámara del Crimen integrada por los jueces René Gandarillas, Félix Martínez y Eve Flores y la secretaria Gabriela Sanz, le impuso la pena de 15 años de prisión.

En el debate participaron el fiscal de Cámara, Francisco Márquez; la querella particular representando a la víctima a cargo de Guillermo Romero y el imputado defendido por Iván Rivarola.

Foto gentileza Puntal Villa María