Se trata de  Néstor Odel Benega (50) condenado a tres años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo.

El sujeto fue condenado por ser el autor responsable del delito de abuso sexual simple continuado agravado por su condición de guardador. En este sentido se hace necesario precisar que la víctima, al momento de los hechos, tenía seis años y forma parte de su entorno familiar.

Los hechos aberrantes ocurrieron en 2017 en dos viviendas ubicadas en los barrios San Justo y Almirante Brown.

El imputado,  que se desempeñaba como mecánico, electricista y pintor, fue denunciado por un familiar de la niña.

A partir de esta situación, los allegados de la víctima se presentaron en Tribunales y a través de la cámara Gesell se reveló y verificó lo que estaba sucediendo.

El Fiscal Francisco Márquez, solicitó la pena de seis años de prisión.

Daniel Volpe, abogado del acusado pidió la absolución para su defendido por el beneficio de la duda, atento a inconsistencias en la cámara Gesell.

Foto gentileza Puntal Villa María