Se trata de un joven de 19 años de edad, domiciliado en Villa María.

A las 13:00 horas, un llamado al 101 donde alertaban a la Policía que en calle Gral Paz al 100 un sujeto estaba ingresando a un kiosco-quiniela del cual su propietario se había retirado por unos minutos dejando todo con las medidas de seguridad y a su regreso, observa las cajas registradoras abiertas con el faltante de la suma aproximada de $3600 y cuatro celulares.

El caco había violentado el techo del deposito para ingresar al lugar  y cuando justo estaba fugándose del allí por el patio de luz de la galería que conecta con otros locales comerciales, se traba en lucha  con el sujeto cayéndose este sujeto que rompe la vidriera un local de zapatería, tras lo cual logra escapar por los techos, según informó la Policía.

El kioskero sigue al sujeto hasta un cyber ubicado en calle Catamarca al 1000 donde ingresa saltando la tapia del patio de luz y mediante amenazas obliga a la empleada que atendía en ese momento a abrir la puerta del mismo que da ingreso al baño donde este sujeto se lava las heridas cortantes, para luego salir hacia la calle donde finalmente es interceptado por personal policial que procede a  su aprehensión.

Se trata de un joven de 19 años, domiciliado en esta ciudad. en su poder se logra  secuestrar  el dinero sustraído y los cuatro celulares. se hace presente personal de bomberos voluntarios que trasladan al aprehendido  hacia el Hospital Pasteur a posterior medico policial de turno le diagnostica lesiones de carácter leves, tras lo cual permanece detenido en la Alcaldía policial a disposición de la Fiscalía de Segundo turno.

Foto Prensa DSM