Fue detenido en la noche de este miércoles, tras un allanamiento. La fiscal Maldonado contó que lo habría matado en el marco de una discusión. Según trascendió, se trata de un hombre de apellido Narvaja (43). 

De acuerdo con lo informado por la Departamental General San Martín, durante la noche del miércoles, alrededor de las 22 horas, se logró dar con el atacante después del análisis de más de 350 horas de registros fílmicos públicos y privados, y de la recepción de más de treinta testimonios (entre familiares y allegados de Amaya).

El hecho delictivo ocurrió el 7 de mayo pasado, casi a las dos de la tarde, cuando Hugo Amaya de 81 años, fue encontrado sin vida en su vivienda, situada en San Juan al 2200, en el Barrio Ameghino.

El hombre fue hallado por una vecina que tocó la puerta y, al no obtener respuesta, se asomó y lo vio tirado en el suelo.

Seguidamente, alertó a personal del cuerpo de Bomberos Voluntarios y a funcionarios policiales. Los servidores públicos rompen la puerta. El médico policial certifica el deceso: observa lesiones en el cuerpo pero no determina si son producto de una caída o de una agresión. La vivienda está cerrada. No hay indicios de violencia. No hay desorden. En ese momento, fue caratulado el caso como muerte de etiología dudosa.

El lunes se conoció el resultado de la autopsia: el fallecimiento se produjo como consecuencia de politraumatismos. Si bien la víctima recibió golpes en distintas partes del cuerpo, la mayor parte fueron en su cabeza. La carátula cambio a la de homicidio y se intensificó la investigación orientada a dar con el asesino.