Con un trabajo conjunto entre el municipio a través de la Secretaría de Inclusión Social y Familia, el INTA, Mercado de Abasto y diversas cámaras de productores de la ciudad y la región, el próximo sábado será la primera edición de la Feria Franca, y que tiene como objetivo que los vecinos y vecinas puedan acceder a la compra de distintos productos de la canasta básica familiar a precios accesibles.

 

En esta oportunidad, habrá alrededor de 38 puestos en donde se podrá adquirir carnes, verduras y frutas, panificados, mermeladas, dulce de leche y miel, quesos, pollo y pescado, productos de almacén –como yerba y aceite-, además de algunos agroecológicos.

 

La Feria se emplazará en calle Antonio Sobral, entre Mendoza y Entre Ríos, desde las 09:00 a 14:00 horas y habrá intervenciones culturales y artísticas para que además de la compra y venta también se genere un espacio de recreación y entretenimiento.

 

“Es una intervención del Estado municipal que genera una alternativa para contribuir a la economía hogareña de las familias villamarienses”, destacó el intendente Martín Gill. La realización de la Feria es parte del paquete de medidas tomadas por el Ejecutivo municipal ante el contexto económico actual y apunta a que los vecinos adquirir productos a precios accesibles.

 

La secretaria de Inclusión Social y Familia, Claudia Arias, indicó que la iniciativa será itinerante, es decir que rotará por diversos puntos de la ciudad, realizándose cada 15 días. La siguiente será el sábado 6 de octubre en la zona de avenida Universidad.

 

Para esta primera edición se eligió un sector céntrico, en las inmediaciones del edificio municipal, y por la cercanía con el Centro de Transferencia en donde confluyen todas las líneas del transporte público.

 

En tanto, el subsecretario de Inclusión, Jorge Argüello, subrayó que el reglamento interno para el funcionamiento de la Feria fue consultado y definido por todas las organizaciones que participan y que uno de los puntos principales es que los precios sean menores a los que se encuentran en góndola.

 

Tal como indicó el presidente del bloque Villa María para la Victoria-PJ, quien elaboró el proyecto que luego fue aprobado por el Concejo Deliberante, la propuesta es una intervención de Estado “para que la ciudad avance también en justicia social, especialmente velando por las familias de menores recursos”.