Estaba totalmente descontrolado y rompía todo en la casa del tío.

Precisamente, fue el tío del muchacho, un sujeto de 36 años de edad, quien decidió llamar al 101 de la Policía para que se llevara de su casa a su sobrino, que se había puesto agresivo y le estaba rompiendo todo en su casa de calle Tucumán al 3000, Barrio Malvinas Argentinas de Villa María.

El episodio de violencia tuvo lugar alrededor de las 21:00 horas del miércoles, cuando el propietario de la vivienda había sufrido amenazas, agresiones y la rotura de algunos elementos de la casa.

Cuando la Policía llegó al lugar, el joven de 22 años se resistió a ser detenido, por lo que fue acusado de los delitos de amenazas y resistencia a la autoridad.

Foto ilustrativa