En la madrugada del miércoles, a las 02:10 horas, personal de la Patrulla preventiva recorría calles de Barrio San Martín, y en calle Entre Ríos entre Misiones y Santa Cruz, encuentran abandonada a una pick up Amarok, color gris oscuro.

La camioneta que había sido sustraída en la tarde del martes, estaba sin medidas de seguridad, ni llaves.

Fue secuestrada por la Policía y trasladada al depósito judicial.

De acuerdo a lo que informa el matutino El Diario, Martín Leonardo Mattea (38), a las 18.15 de ayer llegó hasta el domicilio de su suegra, ubicado en la esquina de Madrid y Víctor Mercante, para dejar a sus pequeñas hijas al cuidado de la mujer, ya que tenía que realizar unos trámites personales.

Cuando Mattea estaba en la puerta, escuchó que su pick up Volkswagen Amarok era acelerada por un desconocido.

El delincuente se dio raudamente a la fuga por calle Madrid, llegó hasta la avenida Savio y tomó por el Subnivel ferroviario que comunica los barrios Santa Ana y Rivadavia.

Al cruzar por debajo de las vías del ferrocarril, el ladrón no se percató que la pick up es bastante alta, por lo que golpeó violentamente el techo contra la estructura metálica del viaducto, e incluso al doblar a la derecha, luego de cruzarlo, le ocasionó serios daños a uno de los laterales, destruyendo el espejo retrovisor y la puerta.