Se trata de Néstor Fabián Rivarola (45), quien el pasado 28 de mayo mantuviera una discusión con su padre que terminó en una tragedia. La víctima, agonizó 21 días en la terapia intensiva del Hospital Pasteur

Como se recordará, la discusión familiar ocurrió el pasado 28 de mayo en una vivienda de calle Remedios de Escalada 2433, del Barrio San Juan Bautista, donde vivían ambos,  y tuvo el peor de los finales.

De acuerdo a lo que reveló el Fiscal René Bosio,  “Empiezan a pelearse, primero con golpes de puño y luego el hijo agarra un hierro tipo de canasto de basura, le empieza a pegar al padre y el padre reacciona con un cuchillo. Saca un cuchillo de los que había ahí en la mesa y le asesta varias puñaladas que le producen unas heridas punzocortantes importantes a la víctima y por lo tanto, los vecinos llaman a la Policía, porque salen afuera peleando”.

“El chico -prosiguió Bossio- queda tendido en la calle, viene la Policía, auxiliada por la ambulancia de bomberos voluntarios y los llevan a ambos al Hospital Pasteur, el padre con lesiones leves, menores y el joven con lesiones importantes producidas por herida de arma blanca”.

En total fueron seis heridas las recibidas por Néstor Fabián Rivarola (45), que quedó tendido en la calle. Dos de las heridas de mucha gravedad.

Por su parte, Alcides Rivarola (70), está alojado en la cárcel donde recibió la noticia del deceso de su hijo. Su situación judicial se agrava y seguramente deberá hacerse cargo de homicidio simple agravado por el vínculo.

Foto gentileza Puntal Villa María