Comparte
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“La buena noticia es que más gente cumplió las normas, la presencia en la vía pública ha logrado tener un efecto disuasivo, que era justamente lo que queríamos”. Así evaluó el intendente Martín Gill los indicadores que arroja el primer mes de vigencia de la emergencia vial, que comparativamente, muestra una disminución de accidentes y de actas labradas en controles de tránsito.

El titular del Ejecutivo presentó a la prensa los datos que surgieron de los controles y accidentes registrados durante el mes de abril, y los comparó con el mes de marzo. Estuvo acompañado por el secretario de Gobierno y Vinculación Comunitaria, Rafael Sachetto, y por los jefes de la Departamental San Martín, comisario inspector Walter Roldán, y del Escuadrón de Seguridad Vial de Gendarmería Nacional, comandante Ariel Arancibia, fuerzas que participan de los operativos junto a los agentes municipales.

Gill mostró numerosos gráficos que demuestran que los controles, que se incrementaron en un 172 por ciento respecto a marzo –de 39 a 106-, detectaron menos conductores en infracción: se labraron 1.485 actas en abril, mientras que en marzo se realizaron 2.326. En términos porcentuales, la disminución es de 36 puntos.

Aunque se mostró satisfecho con los resultados, el intendente destacó que para lograr una consolidación de la tendencia se deberá analizar los resultados en períodos más extensos de tiempo. Sin embargo, las primeras mediciones “nos ponen contentos y nos alientan a redoblar esfuerzos”, aseguró.

Poniendo de relieve la participación de las fuerzas de seguridad y de instituciones de la sociedad civil, Gill expresó: “Es un esfuerzo colectivo, cuesta obtener resultados pero hay que sostenerlo en el tiempo y avanzar corrigiendo los errores que puedan surgir, porque esa es la vocación de todos los actores participantes”.

Destacó que el municipio, tal como lo prevé la ordenanza sancionada por el Legislativo, implementó otras acciones que hacen a la emergencia vial. Así, destacó la puesta en marcha del Consejo Asesor Municipal de Tránsito y Seguridad Vial, el nombramiento interino de juez de faltas y el llamado a concurso para cubrir los cargos, la diagramación de una campaña de vía pública que se implementará en los próximos días, la creación de la Dirección de Estadísticas y Accidentología, y la compenetración de todas las áreas del municipio e instituciones de la ciudad con la emergencia.

“No perseguimos ningún fin recaudatorio, estamos muy contentos de que se reduzcan las infracciones de tránsito, ojalá el municipio no recaudara ni un solo peso por este motivo”, afirmó el mandatario, para concluir que los conductores están haciendo un proceso de adecuación a la normativa vigente, que se refleja en la reducción de las infracciones en controles de tránsito.

También valoró la reducción de los accidentes de tránsito con intervención de Bomberos Voluntarios, ya que pasaron de 118 en marzo a 89 en el último mes, lo que representa un 25 por ciento menos.

En materia de retenciones, se presenta un doble panorama. Mientras las de motocicletas bajaron casi un 50 por ciento, se incrementaron en un 37,5 por ciento las de automóviles y camiones, fundamentalmente por controles de alcoholemia positivos.

Como contrapartida, se redujeron las infracciones por falta de documentación del vehículo en un 24%, y por falta de licencia en vigencia en un 39%. También se registraron descensos en las faltas por no utilización de casco protector en un 52%, por el uso del celular al conducir en un 68%, por cruzar con semáforo en rojo en un 42% y por alcoholemia en un 36%.