Una mujer de 31 años de edad, madre de una niña de 9 años, se hizo presente en la Comisaría para denunciar que en la mañana del martes 27, alrededor de las 11:00 horas, en Barrio San Juan Bautista, su hija de 9 años fue interpelada por dos hombres que circulaban en automóvil.

La niña que volvía de un negocio cercano, circulaba en bicicleta y en la intersección de calle Piedras y Mercedarios, un vehículo color blanco con vidrios polarizados detiene su marcha.

Del automóvil descienden dos hombres, que comenzaron a hablarle a la niña pidiéndole que se acerque. La menor se asustó y regresó rápidamente a su casa, donde le comentó a su madre lo sucedido.

La madre hizo constar que no hubo contacto físico de los hombres con la niña, y tampoco resultó lesionada.