Gracias a la rápida y efectiva asistencia realizada por la agente Juliana Bollea, de la policía barrial, una beba de dos meses salvó su vida.

A las 10:20 horas, la agente Juliana  Bollea se encontraba recorriendo en el sector centro y en calle Gral Paz Nº 120. sale del interior de una local de venta de ropa una mujer pidiendo auxilio manifestando que su nieta de tan sólo dos meses de vida estaba sin signos vitales.

La agente rápidamente ingresa al local, donde la madre de la bebe manifiesta que se habría ahogado aparentemente con su propia saliva.

La agente Bollea procedió a realizar la técnica de rcp y reanimación hasta que la pequeña logra largar el llanto.

Luego, se hacen presente bomberos quienes realizan un control de la niña, encontrándola en buenas condiciones de salud sin necesidad de traslado quedando la bebe con su mama en perfecto estado de salud.

Foto prensa DSM