La Policía Municipal suma 15 nuevos agentes tras un proceso de selección que incluye cuatro instancias.

A partir del próximo viernes, primer día hábil de febrero, 15 nuevos agentes se incorporarán al equipo de Policía Municipal, fuerza nucleada bajo la Secretaría de Gobierno y Vinculación Comunitaria.

En la mañana de hoy, el intendente Martín Gill recibió a los integrantes seleccionados que comenzarán a desempeñar sus tareas en pocos días, luego de completar un proceso que comprendió cuatro instancias: examen psicológico, coaching, examen teórico y entrevista personal.

“Hemos tomado la decisión de profundizar las acciones en materia de seguridad y un hito clave fue la declaración del estado de emergencia vial. La incorporación de más agentes, fortaleciendo así a la Policía que depende del municipio, es una de las claves para intensificar todo lo que venimos haciendo y mejorar la calidad de vida de los vecinos”, destacó el mandatario local.

Además del proceso de selección, cuya modalidad se viene llevando adelante desde el inicio de la gestión que encabeza Gill, también se desarrollan distintas instancias de formación permanente con un marcado enfoque de servicio a la comunidad, en el marco de la Escuela Municipal de Seguridad Ciudadana.

“Así como la seguridad, la educación también es un eje de esta gestión. Y es de suma relevancia contar con un ciclo de capacitación constante en temáticas como el tránsito, la educación vial y la seguridad pública”, remarcó el secretario de Gobierno y Vinculación Comunitaria, Rafael Sachetto.

En tanto, el secretario general del Sindicato Unión de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM), Sergio Rodríguez, resaltó la importancia de esta incorporación de trabajadores en un contexto complejo en el que se pierden puestos de empleo.

Programa Manos a la Obra: Internos de la cárcel adoquinan el ingreso al jardín maternal María Elena Walsh

La zona aledaña al Centro de Promoción Familiar María Elena Walsh, en el límite entre los barrios Belgrano y Ramón Carrillo, es el sector elegido para la tercera etapa del programa Manos a la Obra, con el que se busca brindar una salida laboral a internos de la Unidad Penitenciaria local que están a poco tiempo de recuperar su libertad.

La obra abarca aproximadamente 1.000 metros cuadrados y generará accesibilidad al centro al que asisten niños y niñas desde los 45 días hasta los 3 años. El intendente Martín Gill visitó esta mañana la intervención, en la que se desempeñan una decena de personas privadas de la libertad.

Manos a la Obra es un programa municipal que buscar brindar capacitación y herramientas para desenvolverse una vez cumplida la condena. La reinserción social de quienes salen del establecimiento penal es el objetivo de esta iniciativa que desarrollan el área de Asistencia al Liberado de la Secretaría de Inclusión Social y Familia, el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) y el Servicio Penitenciario, tomando como eje el trabajo y la capacitación para llevarlo adelante.

La etapa en marcha, en la que trabajan diez internos, es la tercera que se lleva adelante. El programa inició en 2016, con el adoquinado de la calle General Deheza, de ingreso a la unidad penitenciaria. Luego, fue el turno de calle Lisandro de la Torre, arteria lateral del edificio penal. Las tareas que se realizan ahora están ubicadas en la intersección de Buchardo y Lisandro de la Torre.

Precisamente, calle Buchardo adquiere allí la fisonomía de avenida con cantero central, diseño vial que será respetado en el adoquinado.

En las etapas anteriores se capacitaron y trabajaron 12 internos en cada una, que ya recuperaron su libertad.

Fuente: Prensa MVM