Villa María adhirió al programa “Vivienda Semilla”, lanzado por el gobernador Juan Schiaretti y que tiene por objetivo facilitar el acceso al techo a familias vulnerables en todo el territorio cordobés.

Del acto de presentación participó el intendente Martín Gill y sus pares de diferentes municipios y comunas. En una primera instancia, de acuerdo a lo anunciado por el titular del Ejecutivo provincial, serán 3.300 las viviendas para las que el Gobierno proveerá materiales, y la distribución se hará de acuerdo al índice de coparticipación.

Vivienda Semilla prevé la construcción de unidades habitacionales progresivas, de ahí el nombre del programa, que podrán ser ampliadas a futuro por cada grupo familiar. Consiste en la entrega de los materiales para la edificación de una casa que constará de un dormitorio, baño y cocina comedor, para ser ampliada a futuro. La mano de obra será aportada por los propios beneficiarios o estará a cargo de municipios y comunas.

La entrega de materiales a cada familia será reintegrada en 180 cuotas con un período de gracia de seis meses. Estas cuotas, que inicialmente tendrán un valor de 830 pesos, se actualizarán semestralmente de acuerdo con el Índice de Variación Salarial.

Los interesados en acceder a Vivienda Semilla deberán ser poseedores o propietarios de un terreno habilitado para la construcción, conformar un grupo familiar y no ser titular de otra propiedad inmueble. En cuanto a los ingresos, el tope por familia es de dos salarios mínimo vital y móvil.

De acuerdo a lo informado desde el Gobierno de Córdoba, los postulantes podrán retirar los formularios de inscripción en cada ciudad.