Organizados en cuatro grandes grupos, los 29 talleres que conforman la propuesta anual del programa Ser Arte y Parte llegan a un amplio público conformado por niños, niñas, jóvenes y adultos de todas las edades. La iniciativa se afianza así como una oferta cultural definida por la accesibilidad y democratización de la cultura.

A lo largo de cuatro vertientes –las escuelas de Artes Escénicas y Audiovisuales, de Música, de Circo y Multicultural-, unas 850 personas participan de estos espacios de formación artística que el municipio, a través de la Subsecretaría de Cultura y en coordinación con el área de Descentralización Territorial, ofrece de manera gratuita.

Para este año, las propuestas incluyen como novedades las actividades de las escuelas de Música y de Artes Escénicas. La primera comenzó a funcionar semanas atrás en el salón de usos múltiples de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes. La iniciativa incluye talleres de construcción de instrumentos musicales, a los que asisten casi 50 niños y adultos.

También en el marco de la Escuela de Música, se ofrece la posibilidad de asistir a clases de ensamble vocal para mujeres y de rap.

En cuanto a la Escuela de Artes Escénicas y Audiovisuales, su funcionamiento se extiende a diversos espacios barriales, y las propuestas son también variadas: talleres de danza para niños y adultos, bailes de carnaval, laboratorio del cuerpo y la palabra, juegoteca, teatro, escritura y literatura, videodanza, son algunas de las iniciativas que aglutinan a casi 300 personas.

La Escuela de Circo, que inició su camino durante 2017, continúa este año con sede en el Centro Cultural Comunitario Leonardo Favio. Allí se brindan clases de danza, acrobacia en piso, en tela y parkour, banda musical, producción escenográfica y malabares e iniciación al payaso, todas orientadas al arte circense.

En total, más de 200 personas de todas las edades se suman a esta vertiente del programa, que se desarrolla íntegramente en el espacio ubicado en el corredor cultural del Parque de la Vida.

Finalmente, la grilla de Ser Arte y Parte se completa con una cuarta vertiente, denominada Multicultural, y que retoma el espíritu del ciclo que llevó diversos ritmos a escenarios de la ciudad durante los meses precedentes.

De esta manera, se ofrecen clases gratuitas de tango, folclore y ritmos, con epicentro en la sede de Patrimonio Histórico Municipal, en la esquina de bulevar Cárcano y Dante Alighieri. Folclore resulta la propuesta más convocante, con 90 personas apuntadas. También tienen su público los talleres de ritmo -45 alumnos- y de tango, con 35.

El programa Ser Arte y Parte tiene para este año, como temática orientadora de la práctica cultural y artística, el lenguaje y las lenguas. En 2017, el eje estuvo puesto en los 150 años que la ciudad celebró.

Los talleres del programa son completamente gratuitos, y comenzaron a dictarse durante este mes de abril en diversos espacios de la ciudad, extendiéndose hasta noviembre.