El insólito hallazgo se realizó en una vivienda de calle Catamarca al 1300, en el centro de la ciudad.

De acuerdo a lo manifestado por un vecino a la Policía,  que había encontrado en el fondo de su vivienda un proyectil.

El proyectil, del cual desconoce el calibre pero es de gran porte en estado de deterioro se encuentra ubicado en una parte de áridos (arena), se realiza el protocolo correspondiente solicitando la presencia de personal idóneo de explosivo de Córdoba.

Alrededor de las 18:30 horas, personal de explosivos proceden al secuestro del artefacto, un proyectil de mortero, calibre 81 mm, el cual fue trasladado a la ciudad de Bell Ville, para su detonación.