El Festival de Peñas tuvo su velada más juvenil, en el escenario y en las tribunas. Un Anfiteatro totalmente colmado. La banda local Rayos Laser abrió la noche, luego Tini, Pablo Alborán y Sebastián Yatra, el más convocante de la jornada.

Tini fue la primera artista consagrada que saltó al set televisivo que simula el escenario con pantallas gigantes en todo su ancho y alto. Con una propuesta musical similar a la exhibida años atrás por Lali Espósito, con mucho movimiento de cuerpos y repleto de “coreos” a lo largo del show. El súper hit bolichero “Princesa” fue el primero, continuó con “Ya no hay nadie quien nos pare”, antes de saludar con un fuerte “¡No se escucha Villa María!” y un pedido de palmas al público.

Seis bailarinas, todas de negro, retorciendo sus cuerpos de un lado a otro mientras Tini cantó y bailó, con coros que parecían venir del más allá. La estrella de Disney es una referencia en el público Sub-20. Su carisma demuestra el cariño de los chicos. A lo largo del concierto hizo temas bolicheros y radiales como “Consejo de amor” o “Porque te vas”.

El momento musical más esperados del Festival, el dueto con Sebastián Yatra, se produjo pasadas las 23 con el hit mundial “Quiero volver”, éxito en todas las radios de habla hispana. Las gargantas explotaron de emoción.

Pablo Alborán, a su turno, cautivó a las miles de personas que acompañaron su concierto y coreaban las canciones.

El español, desarrolló parte del tour que hizo en el 2018. hubo momento de emoción.

El cierre esperado, Sebastián Yatra, pasada la 1:30 horas, se presentó en el escenario ante una ovación que bajaba de las tribunas e inundó todo el Anfiteatro.

El colombiano, se brindó totalmente al show y al público, al que cautivó con su humildad, simpatía y éxitos que deleitaron a un público que se cantó todo.

La segunda noche del Festival, ha pasado con un éxito rotundo en todo sentido.