Además, inauguró una nueva línea de producción de leche líquida que le permitirá a la empresa producir 10 millones de litros por año.

La compañía multinacional Nestlé inauguró este martes su nueva línea de producción de leche liquida en la localidad cordobesa de Villa Nueva, que demandó una inversión de $480 millones y que formó parte de un plan de desarrollo que se puso en marcha hace cuatro año por un monto total de $5.200 millones.

En ese marco, el CEO de Nestlé Argentina, Uruguay y Paraguay, Gian Carlo Aubry, adelantó que la empresa pondrá en marcha un nuevo plan de inversiones por más de $5.000 millones que se extenderá durante los próximos cuatro años.

La nueva línea inaugurada le permitirá a la empresa producir 10 millones de litros por año con un tratamiento térmico de leche esterilizada.

Aubry dijo que el ingreso de la empresa “en el mercado de líquidos, con productos de valor agregado,sirve para traer novedades a nuestros consumidores, impulsar el crecimiento del negocio, potenciar la exportación y ser pioneros trabajando sobre nuevos proyectos”.

La leche liquida que se produce en la planta de Villa Nueva se comercializará bajo la marca Nesquik. En poco tiempo más allí también comenzarán a elaborar las marcas Nido y NAN (fórmula infantil).

Aubry indicó que la empresa agroalimentaria ha “decidido invertir en Argentina a pesar de los altos y bajos de la economía”.

“Si uno mira en el tiempo, la economía argentina siguió creciendo, pero quizá no a la velocidad que a uno le gustaría. Aquí hay un potencial de 47 millones de consumidores y es un país que requiere una cierta competitividad, por lo que producir localmente nos ayuda a ser más competitivo. En el largo plazo es interesante invertir en Argentina”, enfatizó el directivo de la firma multinacional.

Respecto a las nuevas inversiones que se llevarán a cabo durante los próximos 4 años, Aubry señaló que las mismas se llevarán a cabo en las 6 plantas industriales que Nestlé posee en el país y que fundamentalmente consistirá en renovación de equipos, nuevas lineas y maquinarias, automatización y capacitación del personal.

“Nestlé planifica a largo plazo y, en ese sentido, planificar te ayuda a definir tus prioridades y estrategias y no solamente pensar qué va a pasar en los próximos tres meses”, agregó el CEO.

“Con la lechería es lo mismo. Si uno hace siempre lo mismo, va a ganar lo mismo. Nosotros tenemos dos proyectos nuevos para llevar a cabo: una leche orgánica y la leche A2, las cuales son para penetrar mercados diferentes para los que tenemos hoy en día. Son mercados que nos traen más rentabilidad”, abundó Aubry.

“Si la lechería no es capaz de adaptarse a esto, nos encontramos con problemas, como mirar las cosas solo a 3 meses para adelante”, advirtió.

Durante la inauguración de la nueva línea de producción también se concretó la firma de un convenio con YPF Luz, para que partir del próximo año, el 100% de la energía eléctrica que se utilizan en las plantas fábriles de la compañía provengan de fuentes renovables.