Los restos del infortunado Policía Luis Alberto Pérez (24) son velados en Casa Paviotti de la ciudad de Villa Nueva y recibirá cristiana sepultura, este martes a las 11 horas en el Cementerio Parque “La Naturaleza”.

La muerte del joven policía y árbitro de fútbol causo profundo pesar en la comunidad ya que se trataba de una persona conocida y ampliamente valorada, como así también, integrante de una familia muy apreciada en las dos ciudades.

Durante toda la jornada, se multiplicaron los mensajes de dolor y acompañamiento a la familia en las redes sociales.

Con relación al siniestro, fueron cinco los hombres lesionados, el más comprometido es el agente Maximiliano Bertoldo (35) quien se encuentra en Terapia Intensiva por trauma toracoabdominal grave con una lesión hepática severa. De acuerdo a los informes médicos, se encuentra estable, su estado es crítico y no descartan un trasladado a un centro de salud de mayor complejidad.

Matías Barrera (22) oficial ayudante, sufrió una fractura de tibia y peroné; el Cabo Marcos Nuñez (29), tuvo hipotermia consecuencia de haber caído a la cuneta con agua, ambos fueron derivados a una clínica local.

El camionero. Juan Nuñez (38) sufrió una fractura expuesta de miembro inferior izquierdo con compromiso vascular y partes blandas. Lo intervinieron quirúrgicamente, colocándole un tutor externo y ya se encuentra en sala común.

Por último, el conductor del automóvil que desencadenó el terrible siniestro, Matías Álvarez (30), oriundo de la ciudad de Rosario sufrió trauma facial con lesión ocular y fue evaluado por un oftalmólogo para determinar la gravedad de la lesión. Álvarez es el imputado de homicidio culposo y lesiones culposas, internado con custodia policial.